4 noviembre, 2014

COMPRENDER LA PIEL II: TIPOS DE PIEL

10.12.17-BehandlungsMethode-Broschüre.indd

En algunas ocasiones, conocer tu piel y saber qué cosméticos debes utilizar para sacarle el máximo partido y que esta no sufra no resulta nada fácil, por eso, hoy queremos hablaros de los diferentes tipos de piel y de las características que presentan para que puedas identificarlos rápidamente y de forma sencilla.

Se pueden utilizar diferentes criterios para clasificar la piel. Una de las más aceptadas se basa en la naturaleza de la emulsión que se forma sobre la superficie corporal entre las moléculas lipídicas y acuosas cutáneas o externas, denominada manto hidrolipídico o emulsión epicutánea. No obstante, existen otros factores, sobre todo fisiológicos, relacionados con las características y el comportamiento de la superficie externa de la piel que también nos pueden ayudar a diferenciarlas. Atendiendo a todo esto, la piel se puede clasificar:

1.- Según la epidermis:

- Piel gruesa: es aquella que posee un estrato córneo bien desarrollado. La suelen presentar personas expuestas de forma crónica al sol, ya que uno de sus efectos es la hiperqueratosis. Su aspecto es tosco, con los poros dilatados y con un color opaco y cetrino.

- Piel fina: posee una capa córnea más bien delgada. Es más propia de mujeres y de zonas del cuerpo que suelen estar cubiertas. Presenta una superficie uniforme, con poros poco visibles y de un color sonrosado y traslúcido.

2.- Según la dermis:

- Piel tónica: es aquella que presenta tensión y elasticidad, más propia de las pieles jóvenes.

- Piel flácida: es aquella que ha perdido la elasticidad y la capacidad de recuperación después de someterse a una deformación. Suelen presentar estas características las pieles envejecidas y en algunas ocasiones pieles jóvenes que han sufrido un adelgazamiento brusco o algunas enfermedades.

3-. Según las secreciones:

- Piel grasa: es un tipo de piel que presenta una mayor actividad de las glándulas sebaceas con una mayor presencia de lípidos que de agua. Podemos encontrar diferentes tipos de pieles grasas como la piel seborreica, propia principalmente de individuos de raza latina y que resulta muy común en nuestro país. Es más común de lo que parece, pese a que suene algo extraño, encontrarnos una piel grasa deshidratada y una piel grasa asfíctica. La piel asfíctica es aquella que en su origen no era grasa pero ha alcanzado este estado por la utilización errónea de productos cosméticos. Por ejemplo, el empleo de productos demasiado astringentes que cierran los poros provoca una alteración en la composición de la secreción sebácea, originando la producción de grasa solidificada que, por hipertrofia de la capa córnea, tiene dificultades para salir al exterior. Esta alteración puede ocasionar incluso la aparición de quistes sebáceos.

Los diferentes signos que presenta una piel grasa y por la que la podemos identificar es un aspecto brillante y opaco, una textura untuosa y áspera o una abundante cantidad de poros abiertos especialmente en la famosa zona T.

Tratamiento: se aconseja limpiarlas dos veces al día con cosméticos jabonosos adecuados para el rostro. Es importante mantenerla bien hidratada con emulsiones acuosas, es decir, que no contengan aceites. En cuanto al maquillaje, les favorecen los productos fluidos o en polvo perfectos para matizar los brillos.

grasa14

- Piel normal: es aquella cuyo manto hidrolipídico se halla correctamente formado y cuya función barrera no presenta ninguna alteración. Hay situaciones en que según la localización la piel es seca y grasa, ya que la distribución de las glándulas sebáceas y sudoríparas no es homogénea. En esta situación intermedia se admite la clasificación de piel mixta.

Podemos identificarla a través de diferentes signos como un color rosado uniforme, tacto suave y aterciopelado, poros cerrados y pequeños, luminosidad sin aparición de brillos y bastante elásticidad.

Tratamiento: lo mejor para una correcta limpieza es utilizar una emulsión suave y un cosmético hidratante que la mantenga en perfecto estado. En general, este tipo de piel puede aguantar bastante bien cualquier cosmético  aunque siempre intentaremos que sea lo menos agresivo posible y que potencie su luminosidad natural.

images

- Piel seca: las pieles secas se desarrollan como consecuencia de una disminución en el contenido de agua del estrato córneo, dificultando la función barrera. La pérdida de agua puede deberse a la disminución de la secreción sebácea y, por tanto, a la escasez  y alteración de los lípidos que forman las membranas córneas o a diferentes patologías cutáneas como psoriasis, xerosis, dermatitis seca o ictiosis. El calor seco intenso y persistente provoca la pérdida de agua de la misma manera que el frío intenso. La utilización continuada de jabones y detergentes puede provocar una pérdida de los líquidos superficiales, por lo que desaparece la emulsión epicutánea y produce un resecamiento de la epidermis. La sequedad cutánea puede ser ocasional o crónica y presenta poca tolerancia a los agentes externos.

La sequedad cutánea se caracteriza por presentar aspereza, descamación, pérdida de flexibilidad y elasticidad, grietas e hiperqueratosis.

Tratamiento: es muy importante el uso de emulsiones suaves para el desmaquillado y la limpieza así como la utilización de cosméticos calmantes y altamente hidratantes. En cuanto al maquillaje, les funcionan muy bien los productos en crema, ya que contiene una mayor concentración de aceites.

piel seca

- Piel sensible: es toda aquella que tiene un umbral de tolerancia inferior al de una piel normal, es decir, reacciona frente a estímulos a los que una piel normal o de otras características no reacciona. Suelen sufrir sensaciones de incomodidad como calor, tirantez o enrojecimiento. Se trata de una piel frágil sujeta a diferentes patologías como el acné o la dermatitis atópica. Por tratarse de un tipo de piel cada vez más abundante, lo trataremos más adelante en un post dedicado a ella.

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de piel es el momento de utilizar lo que mejor se adapte a la tuya.

Nosotros nos despedimos hasta la semana que viene que os hablaremos del factor psicológico de la belleza de la mano de la psicóloga Laura Tormo.

¡Feliz semana!

Equipo Hialucic

No Comment

28 octubre, 2014

BELLEZA PARA ELLOS

hialucic0198 (3)

Peelings, limpiezas de cutis o cremas hidratantes ya no son sinónimo de belleza femenina. Hoy, ellos también quieren lucir una piel tersa, joven y lozana sin perder, por eso, un ápice de masculinidad.

Aunque son mucho hombres los que solo se atreven a experimentar con diferentes productos de belleza en la intimidad de su cuarto de baño y con los productos que utilizan sus mujeres y novias, cada vez son más los que acuden al especialista en busca de información científica acerca de cuidados, tratamientos y productos específicos para un tipo de piel muy especial: la piel masculina.

La piel del hombre y la de la mujer son distintas y la palabra clave de esta diferencia parece ser la testosterona. Las hormonas masculinas tienen un efecto muy importante sobre la piel de ellos, ya que estimulan las glándulas sebáceas y sudoríparas y hacen que el órgano más grande del cuerpo humano, la piel, sea más resistente, más gruesa y más grasa. Este grosor y resistencia de la piel masculina hace que aguante mejor el paso del tiempo y las agresiones externas producidas por los agentes ambientales, la contaminación, el tabaco o la mala alimentación, puesto que la piel es un reflejo de nuestro estilo de vida.

Aunque la piel de cada persona es única, en general la piel del hombre presenta unas particularidades específicas que es importante tener en cuenta a la hora de pensar en un cosmético adecuado para su tipo de piel.

Características de la piel masculina
- La piel del hombre es aproximadamente un 25% más gruesa que la de una mujer y por lo tanto menos frágil.
- Aunque se arruga más lentamente, una vez aparecen los diferentes signos de la edad, suelen ser más profundos y más difíciles de eliminar.
- Al estar impregnada de más andrógenos que de estrógenos, la piel masculina segrega más grasa.

A pesar de las diferencias, todo tipo de piel necesita los cuidados básicos que son limpiar e hidratar. Pero, ¿en qué cambia la rutina de belleza de hombres y mujeres?

Es aconsejable que los hombres sigan unos hábitos cosméticos para mantener su piel sana y cuidada como por ejemplo, realizarse periódicamente una buena limpieza facial con productos específicos para su tipo de piel, afeitarse después de la ducha cuando los poros están más abiertos o aplicarse un tratamiento después del afeitado que refresque, hidrate y calme la piel.

Por norma general, los hombres no suelen ser tan disciplinados en lo que a cosmética se refiere y necesitan productos que les hagan la vida más fácil. Por este motivo Hialucic es una buena solución para ellos puesto que les permite cubrir todas las necesidades de su piel con un solo producto.

Pueden aplicar Hialucic como after-shave o producto calmante que afine la piel y cicatrice las posibles lesiones o pueden usarlo también como tratamiento hidratante diario.

Además, ¡hay otra buena noticia! Si te vas de viaje y no quieres cargar con un millón de cosméticos en tu maleta, Hialucic 50ml está preparado para acompañarte a cualquier parte.

hialucic0120BN (3)

Esperamos veros a todos con la piel hidratada y perfecta y os deseamos una feliz semana.

Equipo Hialucic

No Comment

20 octubre, 2014

CLAVES PARA UNA LIMPIEZA DE ROSTRO PERFECTA

paso5

La clave de un cutis perfecto pasa por una limpieza perfecta. Para lucir una piel bonita, luminosa y garantizar la eficacia de cualquier tratamiento de belleza tanto en el rostro como en cualquier zona del cuerpo, el primer paso a seguir y uno de los más importantes siempre es una buena limpieza de la piel.

La piel del rostro es, normalmente, la más expuesta a los factores ambientales, la suciedad, el maquillaje y todo tipo de elementos que la llenan de impurezas, la irritan y la hacen susceptible a desarrollar diferentes alteraciones como por ejemplo los puntos negros.

Una buena limpieza del rostro permite que la piel respire y se mantenga sana y radiante, previniendo también el envejecimiento de esta. Ante las diferentes necesidades, la industria cosmética ha desarrollado toda una gama de productos limpiadores que se adaptan a los diferentes tipos de piel. Aunque muchas veces la pereza nos puede y después de una larga jornada lo último en lo que pensamos es en limpiar el rostro creyendo que esto no trae consecuencias, la realidad es muy distinta.

Tan importante como realizar una limpieza correcta es elegir un producto adecuado para cada tipo de piel. A continuación os contamos qué necesidades tienen los diferentes tipos de piel y cuál es el tipo de productos que mejor les van para una limpieza adecuada.

  • Pieles grasas: Su principal necesidad es eliminar el exceso de sebo. Para ello, lo ideal es utilizar productos jabonosos específicos para rostro. Es importante utilizar productos destinados para el rostro y no cualquier jabón porque de esta manera no alteraremos en exceso el PH de la piel.
  • Pieles secas: Necesitan productos que no resequen la piel. Lo más conveniente es utilizar emulsiones o leches limpiadoras que además de eliminar los restos de suciedad, mantienen la hidratación.
  • Pieles sensibles: Son las más complicadas porque se alteran con facilidad. Para limpiar una piel sensible utilizaremos emulsiones muy suaves y buscaremos la máxima hidratación posible. Tanto las pieles secas como estas aceptan el uso de soluciones en aceite. También pueden utilizar el agua micelar que capturan las impurezas fácilmente sin frotar ni aclarar.
  • Pieles masculinas: Uno de los errores más frecuentes es pensar que como los hombres no suelen ir maquillados no necesitan una buena limpieza. Todos necesitamos limpiar nuestra piel y en el caso de los hombres ya que lo hacen un menor número de veces y suelen tener la piel más gruesa que la de la mayoría de mujeres, lo ideal es que limpien su cutis con productos jabonosos de la misma manera que las pieles grasas. Pueden utilizar productos específicos para ellos o cualquier producto de limpieza adecuado a su tipo de piel.

Una vez hemos eliminado esas impurezas, es indispensable para finalizar con éxito un ritual de limpieza la utilización de un tónico. El tónico elimina con suavidad posibles restos que se hayan quedado en la piel incluso después del producto limpiador como pueden ser restos del desmaquillante de ojos o pigmentos micronizados del maquillaje. Estos productos estimulan y refrescan la piel respetando su PH y preparándola para posibles tratamientos posteriores.

images

Lo ideal es realizar el ritual de limpieza dos veces al día, mañana y noche. Por la noche está claro ya que eliminas el maquillaje  y  es necesaria incluso si no te has maquillado y limpias la piel de diferentes partículas, la contaminación y el exceso de sebo acumulados durante el día. Por la mañana también es necesario, porque aunque pienses que tu piel está limpia, no es así. Durante las horas de sueño se incrementa la secreción de grasa, por lo que la limpieza mañanera sirve para eliminar ese exceso y devolver la luminosidad a tu piel.

Aunque los dos productos básicos son el limpiador y el tónico, una vez a la semana es aconsejable realizar una exfoliación. Es tu mejor arma para eliminar las células muertas y reavivar el resplandor de la tez. Si tu piel es mixta o grasa, lo ideal es hacerlo con más frecuencia (2 o 3 veces por semana) y aplicar una mascarilla equilibrante que regule la producción de sebo, reconforte la piel y minimice los poros.

Para los que queráis realizar una limpieza de la piel más profunda, también podéis acudir a la utilización de diferentes gadgets de belleza. Los beauty gadgets son aparatos de belleza semi-profesionales para hacerte tus propios tratamientos en casa. Puedes encontrar desde aparatos futuristas que limpian tu piel y previenen las arrugas o depiladoras que eliminan el vello definitivamente hasta rizadores de pelo automáticos y un sinfín de novedades tecnológicas.

TIP HIALUCIC

Si en algún momento no cuentas con un producto de limpieza específico o te vas de viaje y no quieres sobrecargar tu equipaje, Hialucic es una buena solución para realizar tu limpieza diaria al mismo tiempo que hidratas tu piel. Aplicando una pequeña cantidad de Hialucic en un disco desmaquillante húmedo podrás eliminar cualquier resto de suciedad, incluso los productos de maquillaje waterproof (resistentes al agua). En un solo bote tienes la respuesta a cualquier necesidad de tu piel.

descarga

Para finalizar, recordaros que vale la pena dedicar un poco de tiempo al cuidado del rostro, pues es una de nuestras cartas de presentación ante los demás. Si eres constante, ¡enseguida verás los resultados!

Os deseamos una feliz semana y os esperamos el próximo lunes.

Un saludo,

Equipo Hialucic

No Comment

6 octubre, 2014

HISTORIA DE LA COSMÉTICA I: DE EGIPTO A GRECIA

pfa51911_v1

La belleza nunca ha sido algo absoluto e inmutable, sin embargo, el ser humano siempre ha sentido la necesidad de poseerla y admirarla adoptando distintos rostros según la época histórica y el lugar.

Hoy empezamos la semana echando la vista atrás para descubrir todos los entresijos del sector de la cosmética y la belleza en dos de las civilizaciones más importantes de la antigüedad: Egipto y Grecia. ¡Esperamos que os guste!

La cosmética ha estado unida a la belleza desde las primeras civilizaciones. Algunos expertos consideran la civilización egipcia una preindustria en el ámbito de la belleza y el maquillaje. Gracias a la cantidad de herramientas encontradas podemos saber que, aunque los productos no eran siempre los mejores para la piel, utilizaban unas técnicas muy sofisticadas.

El término belleza para los egipcios no tenía nada que ver con el significado que le conferimos nosotros hoy en día. Para ellos, el término belleza era sinónimo de bueno, de hermoso, de armonioso y, sobre todo, de perfecto. Desde los comienzos de su historia, el hombre egipcio se preocupaba por conservar su cuerpo lo más perfectamente posible. Por este motivo, se valían de los recursos que tenían y se preocuparon mucho por conocer a los animales, las plantas y los minerales que les proporcionasen un mayor y mejor bienestar.

Con respecto a la higiene, los egipcios pensaban que un cuerpo limpio era un cuerpo saludable, por eso, se lavaban varias veces al día incluso con friegas de barro para exfoliarse y arrancar toda suciedad.

Después de la limpieza corporal, el segundo objetivo era conseguir que la piel no se resecase, manteniéndola húmeda, suave y elástica. Para ello, la utilización de ungüentos a partir de aceites tanto animales como vegetales era primordial. También conocieron los beneficios terapéuticos de un buen masaje corporal con aceites y otras sustancias.

Además de esto, mantener un rostro joven ha sido y es la lucha del hombre y la mujer desde la antigüedad. Para conservarse hermosas, se sabe que la mujer egipcia no se exponía al sol, permaneciendo en el interior de la frescura del hogar y utilizando diferentes fórmulas para mantenerla en perfecto estado. Al alcance de todo el mundo estaban las semillas de alholva (fenugreek), una planta utilizada como forraje cuyo aceite estaba recomendado para para las arrugas y las manchas de la piel.

Los egipcios se preocupaban también por otros campos como la higiene bucodental o el cabello con un sinfín de rituales.

Por su parte, el maquillaje se empleaba con fines terapéuticos. Por ejemplo, numerosos papiros médicos constatan la presencia de auténticas recetas que se utilizaban para proteger los ojos contra enfermedades que existían debido al clima del Antiguo Egipto, especialmente durante la crecida del Nilo. Hombres, mujeres y niños, todos los egipcios se maquillaban con independencia de su clase o estrato social.

 Además, eran expertos en la química de soluciones y ya conocían las técnicas del envasado.

Nefertiti-630x976

Hablar de belleza en Egipto significa también hablar de Nefertiti, a quien el pueblo egipcio adoraba y que en ocasiones se la llegó a representar incluso como una diosa. Su nombre significa “la belleza ha venido”. Además de esta belleza que la ha convertido en la mujer más hermosa de la antigüedad, Nefertiti era una mujer con carácter, muy inteligente y que supo mover los hilos necesarios para tener una vida próspera y llena de lujos y comodidades.

Estas costumbres y rituales de belleza utilizadas por los egipcios fueron copiadas por los griegos. Mientras los primeros asociaban la belleza a algo mágico capricho de los dioses, en Grecia, la belleza se centraba en bases más científicas, derivadas de los estudios de varios sabios de la época.

En la Grecia clásica, de la misma manera que en el Antiguo Egipto, el culto al cuerpo era algo común y propio tanto de hombres como de mujeres. El ideal de belleza clásico buscaba cuerpos esbeltos, medidas proporcionadas y pieles completamente tersas e inmaculadas.

El canon de belleza griega se define como la armonía de las partes en el todo y estaba basada en las proporciones, la perfección y la armonía.

5754.1616255705.0.o196404043

Como es sabido por todos, el lienzo sobre el que se plasma la belleza es la piel y los griegos incluían en su vida cotidiana rituales para conservar este tesoro que, según ellos, les habían concedido los dioses. Su pureza era tan importante que utilizaban ungüentos para blanquearla con una mezcla a base de yeso, harina y albayalde (carbonato de plomo), que al final obtenía resultados totalmente contrarios a los deseados ya que, en contacto con el sol, oscurecía el rostro.

En su búsqueda de una piel sana y firme, las mujeres de la Grecia Clásica daban gran importancia al ejercicio físico, los baños y los masajes. Así conseguían una piel firme y una figura grácil y libre de grasa.

La inquietud por la estética con independencia del sexo o la edad, era algo común también a todos los estamentos sociales y, de hecho, fueron los griegos los que difundieron posteriormente por Europa una gran cantidad de productos de belleza y fórmulas de cosmética.

 A partir de este momento, aparecen los kosmetes, profesionales dedicados al cuidado y la belleza del cuerpo. Tal era la atención que le prestaban a este sector que se decía que “en Atenas no había mujeres viejas ni feas”.

Pandora

Aunque el maquillaje pierde importancia a favor de la naturalidad, es en esta época cuando encontramos creaciones tan modernas y actuales como las máscaras de pestañas.

El maquillaje usado por los griegos buscaba, ante todo el cutis blanco e inmaculado. Utilizaban soluciones a base de ceras y albayalde (carbonato de plomo) para intentar conseguir una piel perfecta. El problema de estas soluciones no era otro que su toxicidad. Los labios eran coloreados con una mezcla de hierro oxidado, ocres y cera de abejas. Además, teñían sus mejillas con la intención de contrarrestar el blanco de su tez. Los ojos eran coloreados con Khöl, una herencia de los egipcios. Los colores empleados eran, especialmente, negros, azules o grises.

Aunque los cosméticos en general eran importantes, si había una parte del cuerpo que era tratada con especial cariño era el cabello. El pelo rubio causaba furor, y teniendo en cuenta que la mayoría de la población contaba con un cabello oscuro, no es de extrañar que se las idearan para obtener diferentes tratamientos que pudieran aclarar sus cabelleras. Las esclavas llevaban el pelo corto mientras que las mujeres libres lo llevaban largo. Además, las damas solteras podían llevarlo suelto mientras que, una vez casadas, debían recogerlo con un gran despliegue de accesorios como horquillas, diademas o tiaras.

La depilación estaba bastante extendida, tanto en hombres como en mujeres desde sus antepasados egipcios. Para ello utilizaban diferentes soluciones que tenían la finalidad de quemar el pelo.

Esperamos que hayáis disfrutado y aprendido algo nuevo sobre el mundo de la cosmética y nos despedimos hasta la semana que viene.

Un saludo para todos,

Equipo Hialucic

 

No Comment

22 septiembre, 2014

TODO SOBRE HIALUCIC

IMG_3923 (4)

Lejos de ser un producto cosmético más, Hialucic es un producto multiusos que, si lo sabes aprovechar bien, puede llegar a convertirse en la estrella de tu neceser tanto por su alta calidad sin precedentes como por sus múltiples funciones y beneficios. Para contestar a todas vuestras dudas, a continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre Hialucic para sacarle el máximo partido.

Un poco de historia

Hialucic es un producto cosmético a base de ácido hialurónico puro que nace en el año 1983 como fórmula magistral de la mano del Profesor Vicente Tormo. Aunque su primera finalidad era mejorar el estado de diferentes lesiones cutáneas como heridas, cicatrices, o quemaduras, pronto fueron descubiertas sus cualidades como producto para mejorar el estado de la piel sana y no solo eso, sino sus importantes beneficios como cosmético hidratante y antienvejecimiento.

A lo largo de la vida, nuestra piel pasa por diferentes etapas con necesidades específicas. En la juventud, suelen preocuparnos problemas como la grasa, las imperfecciones o los poros abiertos, mientras que en la madurez, las funciones de la piel se debilitan y nos preocupan las arrugas, las líneas de expresión y la flacidez.

Sea cual sea el problema o necesidad de nuestra piel, Hialucic siempre es una buena solución. ¿Por qué? A continuación te mostramos diferentes usos que podemos darle.

¿Para qué podemos utilizar Hialucic?

  1. HIDRATACIÓN: el ácido hialurónico es conocido por su gran capacidad para captar moléculas de agua, por eso, es primordial en la función de hidratación. Sea cual sea tu problema de piel, el primer paso siempre es hidratarla para prepararla antes de cualquier posible tratamiento posterior. Además, combinado con cualquier otra crema, complemente y refuerza tu tratamiento básico diario.
  2. DESMAQUILLANTE: si quieres hidratar y limpiar a la vez la piel del rostro o necesitas eliminar los restos más difíciles de maquillaje, Hialucic lo consigue de una manera sencilla y sin agredir la piel.
  3. MASCARILLA HIDRATANTE: podemos aplicar directamente sobre la piel limpia una buena capa de Hialucic que nos hará la función de mascarilla hidratante y regeneradora con resultados sorprendentes en un tiempo record (solo con 15 minutos es suficiente). Para potenciar este efecto podemos combinar Hialucic con una mascarilla oclusiva que favorece el efecto de relleno sobre la piel. Esta técnica es muy similar al conocido velo de colágeno que se utiliza en eventos especiales como bodas o celebraciones en las que necesitamos lucir una piel perfecta.
  4. PRE-BASE DE MAQUILLAJE: aplicado en muy pequeña cantidad antes de la base de maquillaje mejora su aplicación y duración fijándolo durante más tiempo y asegurando una perfecta hidratación de la piel.
  5. IONIZACIÓN: aplicado con corriente continua conseguimos potenciar el efecto del producto y mejorar su penetrabilidad en más de un 40%.
  6. REGENERACIÓN: su capacidad regeneradora demostrada científicamente es uno de los principales beneficios del ácido hialurónico. Podemos aplicarlo directamente sobre cualquier lesión de la piel (heridas, cicatrices, estrías, quemaduras de cualquier tipo, dermatitis, etc)
  7. PROTECTOR LABIAL: ahora que el calor empieza a marcharse y nos esperan unos largos meses de frío, es importante tener siempre a mano un buen protector labial que nos ayude a mantenerlos en perfecto estado.
  8. TRATAMIENTO PARA LOS PIES: si te preocupan las grietas y durezas de los pies, Hialucic te propone una solución. Aplica una buena capa de producto y potencia su efecto durante la noche envolviéndolos en un calcetín de algodón. Te levantarás con los piel suaves e hidratados, listos para una jornada maratoniana.
  9. TRATAMIENTO ANTIMANCHAS: en algunos casos, una aplicación constante de Hialucic mejora el estado de las manchas en la piel así como las marcas del acné.
  10. AFTERSUN: combinado con un protector solar, previene y elimina las molestias producidas por el Sol en horas.

Método de aplicación

Tal y como hemos dicho anteriormente, Hialucic es un producto cosmético de ácido hialurónico puro. Esa pureza del producto hace que nos encontremos una textura diferente a cualquier otro cosmético que encontramos en el mercado. Es importante mencionar que no contiene agua ni aceites, por lo que, además de no contaminarse es perfecto para cualquier tipo de piel. Su textura más densa es ideal para aplicarla directamente en zonas puntuales tanto del cuerpo como del rostro. Si lo que buscamos es su aplicación como tratamiento hidratante en zonas más extensas de la piel, humedeciendo ligeramente las yemas de los dedos con agua, conseguiremos una textura tipo sérum de fácil absorción.

¿Por qué Hialucic marca la diferencia?

  • Se trata de una fórmula única resultado de años de investigación.
  • No contiene agua, lo que hace prácticamente imposible su contaminación.
  • No contiene parabenos, colorantes ni perfumes.
  • No contiene aceites, lo que lo convierte en un producto perfecto para cualquier tipo de piel, incluso para pieles grasas.
  • Es un producto creado y fabricado en España.

descarga

Hasta aquí el post de hoy que espero que os haya resultado interesante. Ya sabéis que cualquier duda que tengáis podéis poneros en contacto con nosotros a través de nuestra página web o dejarnos un comentario en el blog, estaremos encantados de responder a todas vuestras dudas.

Un saludo muy grande para todos y hasta la semana que viene.

¡Feliz Lunes!

Equipo Hialucic

No Comment

15 septiembre, 2014

QUÉ ES EL ÁCIDO HIALURÓNICO

Piel

Si deseas descubrir qué es el ácido hialurónico, desde cuándo se utiliza y cuáles son sus principales usos y propiedades, el Porf. Dr. Vicente Tormo, director científico de Hialucic, nos cuenta a continuación su experiencia con esta fascinante molécula.

Cuando en 1983 me tropecé con el ácido hialurónico, un poco por casualidad y un bastante por la búsqueda a través del estudio y el pensamiento constructivo para la resolución de un problema, las heridas; no imaginé las posibilidades presentes y futuras que tenía esa molécula tan sencilla y efectiva a la vez. Es precisamente en su simplicidad dónde radica su efectividad.

qué es el ácido hialurónico

Qué es el ácido hialurónico y cuáles son sus múltiples aplicaciones

Este componente natural fue descubierto en el año 1934 aproximadamente por unos investigadores llamados Meyer y Palmer.  No obstante, su aplicación en el campo de la cosmética llegaría décadas más tarde, alrededor de los años 80. Los investigadores quedaron sorprendidos por la capacidad de esta sustancia transparente y de aspecto gelatinoso para absorber y retener el agua; pero todavía faltaban muchas cosas increíbles por conocer de él.

El ácido hialurónico es uno de los principales componentes de la matriz extracelular. Se encuentra en grandes cantidades en la piel así como en distintas zonas del cuerpo humano. Es un glucosaminoglicano de peso molecular alto, no sulfatado, que en la piel normal es sintetizado esencialmente por fibroblastos dérmicos y queratinocitos epidérmicos.

Piel

Ese poliazúcar compuesto de un ácido urónico, el glucurónico y una hexosamina, la glucosamina, que se convierte en una estructura mucoide, dulce, de aspecto gelatinoso muy característico. Es el principal responsable de la hidratación y elasticidad de la piel. El organismo pierde con la edad la capacidad para generarlo y esto produce la aparición de las incómodas arrugas y líneas de expresión. Aunque empezamos a perder ácido hialurónico a partir de los 25-30 años, a los 40 años el cuerpo produce la mitad de ácido hialurónico que necesita para mantener la piel hidratada y joven.

El ácido hialurónico y sus funciones

Con todo esto, el ácido hialurónico se ha convertido en uno de los principios activos más deseados en el sector cosmético principalmente por varias de sus funciones:

  1. Es el principal responsable de la hidratación de la piel y el cabello.
  2. Estimula la síntesis natural de colágeno y ácido hialurónico en nuestra piel.
  3. Actúa como una esponja, es decir, retiene el agua. Esto hace que se rellenen las arrugas y los signos de expresión.
  4. Se encarga del funcionamiento adecuado de las articulaciones amortiguando los impactos y manteniéndolas lubricadas. Además, también está presenta en otros tejidos como los cartílagos.
  5. Ayuda a la generación de nuevas células y elimina los desechos que estas cumulan.

Rápidamente surge una pregunta.

¿Todos los hialurónicos son iguales? La respuesta es que no. No todos son iguales.

¿Qué debemos conocer para saber la bondad de un producto con ácido hialurónico? Lo cierto es que debemos fijarnos básicamente en tres cosas.

  1. Su concentración. Que constituye muchas veces un secreto industrial pero, por debajo de la cual, no se consiguen los efectos perseguidos; a la vez que concentraciones superiores no consiguen mayores beneficios.
  2. Su masa atómica o peso molecular. De manera que, cuanto menor es su peso molecular, mayor es su penetrabilidad a través de la piel, lo que viene determinado por la Ecuación de Stockes-Einstein.
  3. Que no se combine con otras sustancias activas. Situación que permite la máxima efectividad del ácido hialurónico.

Molécula ácido hialurónico

Con estas premisas, podemos examinar todos los productos que contienen ácido hialurónico, que nos aplicamos sobre nuestra piel y que no siempre obtenemos los resultados prometidos o deseados.

Ninguna otra sustancia, natural o sintética, presenta tal capacidad de retención de agua, lo que convierte al ácido hialurónico en componente estelar de tratamientos estéticos dirigidos a mantener la piel tersa y suave, difuminando arrugas, líneas de expresión y eliminando la flacidez.

Por otro lado, su beneficio es doble existiendo evidencias científicas de que, además de mejorar visiblemente el aspecto de la piel, rellenando el espacio entre las fibras y manteniendo la hidratación, como ya hemos mencionado, estimula la producción natural de ácido hialurónico y de colágeno, consiguiendo resultados más profundos y duraderos.

Además, a diferencia de otros tratamientos más agresivos como la toxina botulínica (bótox), el ácido hialurónico no presenta problemas de reacciones alérgicas o rechazos al tratarse de un compuesto muy similar al que el organismo produce de manera natural.

Esperamos que este post os sirva de ayuda a la hora de enfrentaros a la compra de un buen producto cosmético.

Feliz semana a todos,

Prof. Dr. Vicente Tormo

No Comment

8 septiembre, 2014

COMPRENDER LA PIEL I: ESTRUCTURA Y FUNCIONES

IMG

Mantener y mejorar el estado de la piel pasa, necesariamente, por comprender su funcionamiento interno. De la misma manera que cada persona es única, cada piel también es diferente, pero todas presentan una estructura y una serie de características comunes que vamos a conocer a continuación.

En constante renovación, la piel es el mayor órgano del cuerpo humano ocupando, aproximadamente, 2m² de superficie. En una persona adulta, la piel puede llegar a alcanzar hasta lo 5kg de peso y su grosor varía entre los 0.5mm en las zonas más finas como los párpados, hasta los 4mm en zonas más duras como los talones, por lo que se convierte, además, en el órgano más pesado.

Aunque no solemos prestarle la atención que se merece, la piel no es una simple envoltura protectora del cuerpo, sino el órgano que actúa como frontera activa que separa el organismo del ambiente y nos protege de todas las agresiones de este manteniendo íntegras sus estructuras. Además, la piel actúa como uno de los sistemas de comunicación con el entorno más completos, enviando constantemente señales sociales por medio del olor, el color, etc.

Entre sus muchas funciones, la piel protege el cuerpo humano de cualquier tipo de ataque externo, evita que entren en nuestro cuerpo bacterias y otros organismos perjudiciales a la vez que retiene los líquidos internos, siempre protegiéndonos de la deshidratación. De la piel también dependen ciertas estructuras llamadas anexos cutáneos como son los pelos, las uñas, las glándulas sebáceas y las glándulas sudoríparas.

Capas de la piel

La biología diferencia 3 capas fundamentales en la piel:

  • Epidermis: es la capa más externa de la piel y la más delgada, carece de riego sanguíneo y, a su vez, podemos dividirla en varios estratos (basal, espinoso, granuloso lúcido y córneo), cada uno con sus diferentes funciones.  En su parte más interna, la capa basal, se forman diariamente millones de células que poco a poco van ascendiendo hacia las capas superiores. A medida que se acercan a la superficie pierden su núcleo y se cargan de queratina, formando una rígida capa córnea que protege al cuerpo de las agresiones externas y que está continuamente renovándose. Las células más exteriores se van desprendiendo para dejar su lugar a las recién llegadas, lo que conocemos como descamación o proceso de renovación de la piel, que suele tener lugar cada 3 o 4 semanas. A lo largo de la vida, desprendemos entre 18 y 22kg de células muertas a través de nuestra piel. Además de los queratinocitos, abundan otro tipo de células como los melanocitos (encargados de la pigmentación de la piel), células de Langerhans (encargadas de la protección inmunológica) y células de Mekel (relacionadas con el sentido del tacto).
  • Dermis: inmediatamente debajo de la epidermis está la dermis, una capa unas 20 o 30 veces más gruesa que la primera que actúa como almohadilla del cuerpo frente a lesiones mecánicas y proporciona nutrientes mediante el riego sanguíneo a la epidermis y los anexos cutáneos que también se encuentran en esta capa. Se compone principalmente de fibroblastos y una red de proteínas como colágeno y elastina así como de la sustancia fundamental. El colágeno (tan deseado e idealizado en la industria cosmética) es una de las proteínas más fuertes que podemos encontrar en la naturaleza. Las fibras de elastina dotan a la piel de su consistencia y elasticidad características. En cuanto a la sustancia fundamental, es imprescindible mencionar su alto contenido en mucopolisacáridos entre los que destaca el ácido hialurónico. Con el paso de los años, la dermis se deshidrata, pierde flexibilidad debido a la falta de todas las sustancias anteriores (colágeno, elastina, ácido hialurónico, etc) y los surcos de la piel se acentúan formando las tan odiadas arrugas.
  • Hipodermis: es la capa más profunda de la piel, también conocida como tejido subcutáneo. Ayuda a conservar la temperatura corporal y su grosor suele variar según la zona del cuerpo y la persona. Es rica en tejido graso, que al tener una textura blanda actúa como protección de los órganos del cuerpo y sirve de almacén de energía y de capa aislante. Esta estructura, que es más gruesa en las mujeres que en los hombres, protege los músculos y los nervios y da forma a nuestro cuerpo.

Hialucic rostro

Una vez conocemos su estructura y sus funciones, las principales afecciones que pueden afectar a la piel o las más comunes son: el envejecimiento, las imperfecciones, la hiperpigmentación o manchas,  la deshidratación o la sensibilidad, así como algunas patologías como pueden ser la dermatitis, la psoriasis o la rosácea que poco a poco iremos tratando en profundidad.

Para finalizar, es imprescindible recordar que mantener y mejorar el aspecto saludable y joven de la piel es un trabajo diario que requiere un hábito. Para ello, es fundamental seguir un tratamiento adecuado para su cuidado a cualquier edad y sea cual sea tu tipo de piel.

¡Os esperamos la semana que viene con un post muy especial de Vicente Tormo!

Un saludo,

Equipo Hialucic

No Comment